Salud Pública: un derecho garantizado por el Estado

Uno de los retos de mayor sensibilidad ciudadana asumidos por el gobierno cubano apunta a elevar la eficiencia y sostenibilidad de la salud pública, señalada constitucionalmente como un derecho que el Estado debe garantizar a toda la población.

La calidad de los servicios de salud fue blanco de críticas en los debates populares promovidos por el propio presidente Raúl Castro en 2007 a partir de un discurso que pronunció el 26 de julio de ese año.

También se concentraron diversas propuestas al respecto en las discusiones para diseñar los lineamientos de la política social y económica que encaminan el proceso de actualización del modelo de desarrollo del país.

El jefe del Departamento de Atención Primaria de la Salud, Emilio Delgado explicó que, como resultado importante de las transformaciones, actualmente operan en todo el país 11.550 consultorios de médicos de la familia, “casi el doble” que antes de 2010. Este sistema acerca el galeno a la familia cubana y evita que las personas acudan al hospital innecesariamente, entre otras bondades.

También se aplicaron medidas para el empleo racional de los recursos, algunos de alta tecnología y se continuó adelante con el proceso de inversiones para reconstruir las edificaciones hospitalarias

Las transformaciones tuvieron tres objetivos principales: ser más eficientes y sostenibles, es decir, prestar igual servicio pero con más calidad y menos gastos, mantener nuestros indicadores de salud y lograr una mayor satisfacción de nuestra población”, indicó Delgado.

Luego de la reorganización del conjunto de instalaciones sanitarias, Cuba cuenta con 152 hospitales para un total de 40.318 camas, un médico por cada 133 habitantes, un estomatólogo por cada 774 y una enfermera por cada 117. La esperanza de vida al nacer es de 77,9 años y la mortalidad infantil de 4,3 por cada 1.000 nacidos vivos.

De forma paralela, las autoridades del sector aspiran a generar sus propios ingresos mediante la comercialización de servicios médicos a extranjeros tanto dentro como fuera de Cuba, incluida la captación de recursos por docencia.

El directivo de la salud indicó que se estudian medidas para estimular a la mujer a tener más hijos y a realizarse más controles ginecológicos. Asimismo, se impulsa ampliar el tratamiento de la infertilidad femenina y masculina, lo cual abrirá “posibilidades de embarazo en miles de parejas que tenemos con ese problema”.

Por otra parte, el cáncer es una enfermedad que demanda atenciones especializadas y medicamentos e impone otro grupo de retos, para lo cual Cuba se prepara con la introducción de nuevas tecnologías de diagnóstico y tratamiento. “Hay todo un proceso inversionista en este sentido”, aseguró Delgado.

En su opinión, el desafío mayor de los servicios de salud que se prestan sin costo para la ciudadanía cubana está en lograr una mayor satisfacción de la población.

IPS- Agencia de Noticias

Written by

Este es un canal online creado para unir a los latinos que viven en los EUA y el Mundo.

No hay comentarios.

Leave a Reply

Message