La Pequeña Habana

Caminar por las calles en cuadrícula de las ciudades americanas se hace más por obligación que por placer. Las amplias calzadas y aburridos edificios de las zonas populares hacen que llegar del punto A al punto B sea un suplicio interminable.

 Sin embargo, el barrio cubano de Miami es una excepción a la regla: olores a comida, salsa y rumba retumbando en los locales de los que salen, además, conversaciones animadas en un castellano que condensa todo ese sabor caribeño que tienen los cubanos.

 La Pequeña Habana es urbanística y estructuralmente un barrio americano, con calles rectas y organizadas, aceras limpias y bastante anodina en cualquier otro contexto. Lo que la hace especial es su gente, el empleo generalizado del castellano y la abundancia de locales con sabor latino. No vayáis al Little Havana esperando una réplica del encanto de la Habana Vieja,  es un barrio bastante colorido y lleno de opciones de ocio y restaurantes típicos cubanos y centroamericanos. La mejor opción es pasarse una mañana deambulando por las calles y sobre todo hablando con la gente, para después degustar algún plato tradicional en una de sus múltiples tascas, cantinas y cafeterías.

Written by

Este es un canal online creado para unir a los latinos que viven en los EUA y el Mundo.

No hay comentarios.

Leave a Reply

Message