La comunidad indigena que creo su propia telefonia celular.

Talea de Castro  es un poblado mexicano indígena, al  que las compañías de telefonía celular consideraron demasiado costoso llevar el servicio a sus 2.500 habitantes, por lo que los taleanos, ayudados por dos extranjeros, crearon su propia red telefónica.

Peter Bloom, un estadounidense que habla español como mexicano pues lo aprendió trabajando con inmigrantes en su país y Xabi, italiano, genovés, que lleva un año paseando por el sur de México, después de seis meses de plan piloto van a instalar una antena más grande y definitiva, que mejorará el cubrimiento de la red local.

Wilfrido Martínez, secretario municipal, explicó  que las compañías telefónicas Telmex (propiedad de Carlos Slim, el hombre más rico del mundo, según la revista Forbes) y Telcel estaban pidiendo requisitos, como garantizar 10 mil usuarios  para que les dieran cobertura celular, algo  que no se podía cumplir porque la comunidad es muy pequeña

“Nos comprometimos a buscar en punto en la montaña desde donde se pudiera dar cobertura a otras comunidades para reunir los 10 mil habitantes, pero resulta que teníamos que abrir una carretera en donde no la hay y electrificar y eso era  muy costoso. Estamos hablando de tres a cuatro millones de pesos solo  para acondicionar el lugar donde iba a estar la antena”.

Peter Bloom, coordinador del Colectivo Rhizomatic, presentó su proyecto ante la “asamblea de ciudadanos”, integrada en su mayoría, por los hombres de esta comunidad zapoteca, en donde se aprobó la realización del plan piloto y la instalación de una antena permanente y con mayor potencia, todo financiado por la cooperativa local, que opera como banco y pertenece en un 80% a la comunidad.

En la asamblea de ciudadanos no sólo se discutió el tema de la tecnología, sino también el de cómo ésta podría afectar la vida cotidiana de la comunidad.

Keila Metsulemet Ramírez, coordinadora de la radio comunitaria, recuerda que “en la reunión se dijo que solamente se permitirían cinco minutos para llamadas locales, para no saturar las líneas. Si es una llamada muy urgente, algo para lo que no puedo salir de mi casa, pues tomo el celular y llamo”. Pero si no es algo de suma urgencia, quieren que las personas sigan hablando cara a cara. “Lo que no queremos es perder la oralidad”, añade Keila.

Las llamadas locales son gratis, así como los mensajes de texto, que además son ilimitados. Las llamadas fuera de la comunidad tienen cargo, pero incluso llamar a Estados Unidos cuesta menos que una llamada local en una compañía normal.

Según los cálculos de Peter Bloom, una red telefónica que puede valer unos US$250.000, finalmente costó US$25.000, es decir el 10%. Y la idea, en el futuro, es reducir aún más los costos.

“Creo que en México las grandes compañías no ven el campo como una opción viable en términos económicos. Es muy costoso para ellos venir, montar y mantener una red telefónica”.

“Nosotros no estamos necesariamente en desacuerdo con ellos, pero vemos otras opciones. Buscamos nueva tecnología y tratamos de aprovechar las estructuras locales y su capacidad”

“Este puede ser un modelo para otras poblaciones pequeñas en México, Centroamérica o incluso del mundo”, asegura.

Keila Metsulemet Ramírez agrega “la satisfacción de tener un equipo de la comunidad. Podemos ser autónomos, autosuficientes y autosustentables. Nosotros mismos, los indígenas de esta comunidad, podemos operar el equipo”.  “Las comunidades que quieran lograr algo parecido, deben organizarse y estar unidas buscando un bien común”.

BBC – America Latina

Written by

Este es un canal online creado para unir a los latinos que viven en los EUA y el Mundo.

No hay comentarios.

Leave a Reply

Message