La victoria de los indignados paraguayos

Después de marchar en la calle, cerrarle las puertas de sus comercios a los políticos ,los paraguayos que protestan contra la corrupción por fin tienen su primer motivo para festejar.

Este jueves, la Cámara Alta de Paraguay decidió por unanimidad despojar de la inmunidad parlamentaria a Víctor Bogado, un senador del Partido Colorado acusado de contratar a la niñera de sus hijos con dinero público y como “cargo técnico” del Congreso.

El político niega haber hecho nada mal y se declara inocente. Su caso quedará ahora en manos de la Fiscalía Anticorrupción.

Hasta hace unas horas, Bogado tenía el apoyo de un grupo de 23 senadores que durante una sesión del pasado 14 de noviembre había votado en contra de su desafuero.

El célebre grupo de los 23 o #Los23, como se les conoció en redes sociales, se convirtieron pronto en el objeto de las críticas de miles de paraguayos indignados por considerar que estaban entorpeciendo las investigaciones de la Justicia por defender a su compañero.

A Bogado no le quedó otra que ponerse a disposición de la Justicia. Acá nos movilizamos, les cerramos las puertas y con la presión ciudadana tuvieron que ceder los senadores” dice Lourdes González, propietaria de la pizzería Il Bambú, en Asunción.

Ella es una de las promotoras de una campaña para prohibir la entrada a estos senadores a más de un centenar de bares, restaurantes, centros comerciales, gimnasios, gasolineras, agencias de viaje y otros establecimientos.

De su pizzería todavía cuelga un cartel donde se indica que el restaurante se reserva el derecho de admisión contra aquellos que votaron en primera instancia contra el desafuero. “Basta de inmunidad”, se puede leer en su puerta.

Fue en este lugar donde uno de los parlamentarios tuvo que abandonar su pizza cuando los clientes se dieron cuenta de quién estaba comiendo allí. El senador Óscar González Daher, se fue del restaurante entre gritos e insultos de los comensales. Mientras, de otro emblemático restaurante de Asunción, el Bolsi, tuvo que salir una de las asistentes del senador Bogado.

En pocos días, el número y variedad de establecimiento que prohibieron la entrada a los políticos creció, igual que las periódicas protestas callejeras en la capital, donde se celebraron marchas y cadenas humanas contra la corrupción.

Después de la campaña, el propio Bogado pidió que se tramitara su desafuero para lavar su imagen y probar su inocencia.

Desde hace meses, la prensa local denuncia casos de políticos que supuestamente contrataron como empleados públicos a personas sin conocimientos técnicos ni funciones conocidas en el parlamento. No está claro si #Los23 recibirán el perdón social ahora que rectificaron su voto.

Written by

Este es un canal online creado para unir a los latinos que viven en los EUA y el Mundo.

2 Comments to “La victoria de los indignados paraguayos”

  1. Bricomac says:

    Bonjour, je souhaiterai m’abonner à votre site, mais hélas je ne trouve pas votre RSS

    Hola, me gustaría suscribirme a su sitio, pero lamentablemente no puedo encontrar tu RSS

Leave a Reply

Message