El adios a Nelson Mandela

Nelson Mandela

“Siyabonga Nkokheli Tata Madiba (Damos gracias a nuestro líder), Nelson Mandela”, se escuchó la melodía desde la tarima y el público repitió, convirtiéndose en un coro que sacudió las almas de las personas que llegaron a Johannesburgo a rendirle un último tributo al “hijo más grande Sudáfrica”.

Fue una ceremonia larga, marcada por la lluvia, pero que mostró el tamaño del hombre que logró poner fin a la política de segregación racial instalada en Sudáfrica en el siglo pasado. Durante cuatro horas se escucharon plegarias de distintas religiones, discursos en varios idiomas y se vieron líderes de países diversos que se encontraron por un día para renovar las esperanzas por las que Mandela luchó.

La oración de los representantes de las principales religiones instaladas en Sudáfrica había mostrado la diversidad a la que siempre se refirió Mandela en su vida, pero no había logrado despertar al público presente.

Hasta que se escuchó la voz de Baleka Mbete. A capela, apoyada apenas por el poder del micrófono, comenzó a cantar una canción simple, pero hermosa, que rendía tributo al fallecido líder “Siyabonga Nkokheli Tata Madiba, Nelson Mandela” (Muchas gracias querido líder, Nelson Mandela). Y entonces sucedió que el público, contagiado con el sentimiento de la melodía, se unió en coro, convirtiéndose de ese modo en el regalo de las personas que no pudieron hablar en la

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, fue definitivamente una de las figuras del servicio conmemorativo que se realizó. “Su lucha fue la lucha de todos, su victoria fue la victoria de ustedes, y la libertad y la democracia de Sudáfrica es su legado”, dijo. “Mandela entendió los lazos que unen al espíritu humano. Hay una palabra en sudafricano: Ubuntu. Nunca sabremos cuánto de lo que era Mandela se forjó en lo más oscuro de su prisión. Pero lo que sabemos es que representó lo que es el Ubuntu, todo lo que reúne la lealtad entre las personas”.

El secretario de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, Ban Ki-moon expreso: “Mandela odió el odio. No la gente. Siempre mostró un impresionante poder para el perdón. Un talento único”  Y añadió que: “Sudáfrica perdió a un héroe y un padre, el mundo perdió a un amigo cercano y a un mentor”.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, dijo durante su discurso: “Junto a sus compañeros de lucha dirigió a su pueblo en la batalla contra el apartheid para abrir el camino hacia una nueva Sudáfrica no racial”. “Fue un ejemplo de integridad y perseverancia. Encabezó el esfuerzo hacia la erradicación de la pobreza, la reducción de la desigualdad. Mandela es un ejemplo insuperable para América Latina y el Caribe”.

Cuba fue fundamental, según las propias palabras de Mandela, para consolidar la victoria en la batalla de Cuito Cuanavale, en 1988, que significó la independencia de Namibia y la derrota del ejército sudafricano, que en ese momento era dominado por la minoría blanca.

Written by

Este es un canal online creado para unir a los latinos que viven en los EUA y el Mundo.

No hay comentarios.

Leave a Reply

Message