Disputas territoriales en América Latina. Parte I

Colombia – Nicaragua

Colombia y Nicaragua mantienen una disputa sobre el archipiélago caribeño de San Andrés y Providencia, que no ha podido ser resuelta con dos fallos de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

En una sentencia de 2007, el tribunal determinó que, de conformidad con un tratado suscrito en 1928, las tres principales islas le pertenecían a Colombia, pero no estableció la soberanía de otros cinco islotes deshabitados ni la frontera marítima entre ambos países.

En un segundo fallo, de 2012, la corte reafirmó la propiedad colombiana de los islotes, a la vez que trazó una frontera que reconoce como nicaragüenses al menos 75.000 km2 de mar que los colombianos siempre consideraron suyos.

La decisión no fue bien recibida por Colombia. Aunque el presidente Juan Manuel Santos no ha desconocido oficialmente la sentencia, su posición es que ésta es “inaplicable”. Hasta el momento, los intentos de Nicaragua por iniciar negociaciones bilaterales no han sido correspondidos.

Guyana – Venezuela

La zona de frontera entre Guyana y Venezuela ha sido la causa de muchas disputas entre estos países vecinos.

El diferendo territorial se remonta al siglo XIX, cuando el Reino Unido estableció la frontera de su colonia Guyana Inglesa y, según Venezuela, incluyó dentro de sus límites el territorio venezolano de Esequibo. Actualmente esa porción de tierra sigue en manos guyanesas y Venezuela cuestiona la soberanía basándose en un acuerdo internacional de 1966.

La frontera ha sido escenario de varios incidentes. En 2007, el gobierno de Guyana reclamó a Venezuela por una incursión de soldados para la destrucción de dos dragas mineras que operaban en lo que Georgetown considera es parte de su territorio. Venezuela negó haber utilizado la fuerza y dijo que lo que se había hecho era un operativo para retirar personas que realizaban actividades ilegales de minería.

El territorio en disputa, también conocido como Guayana Esequiba, tiene una extensión de casi 160.000 km2 y comprende dos tercios del territorio guyanés.

 Colombia – Venezuela

Venezuela y Colombia mantienen un diferendo por la delimitación marítima en las aguas del Golfo de Venezuela en el área de la Guajira.

En los años 70 y 80 hubo muchos roces diplomáticos entre ambos países y en 1987 incluso estuvo a punto de desatarse un conflicto armado, tras el ingreso de la corbeta colombiana Caldas en las aguas en disputa.

Ambos países movilizaron tropas y Venezuela amenazó con hundir la embarcación, pero el gobierno colombiano ordenó el retiro de ésta después de que interviniera la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Desde 1969, se han dado varios intentos infructuosos por llegar a un acuerdo en torno al tema. A partir de la década de 1990, las partes acordaron congelar las discusiones sobre el diferendo.

 Bolivia – Brasil

Una pequeña isla fluvial en el Amazonas es objeto de disputa entre Bolivia y Brasil. Se trata de Isla Suárez, como es conocida en Bolivia, donde se la considera parte del departamento de Beni, o ilha de Guajará-mirim, nombre para los brasileños que la incluyen en el territorio del estado de Rondônia. Tiene una superficie de apenas 2,58 km2.

La zona fue delimitada por el Tratado de Ayacucho en 1867 y demarcada en 1877. Tras discusiones que datan de mediados del siglo XIX, en la práctica se encuentra bajo administración boliviana, aunque la mayoría de sus terrenos están en manos de particulares brasileños.

En los años 60 ambos gobiernos decidieron tratar la cuestión del estatus jurídico de la isla más adelante. Hasta hoy no existe una definición formal de a quién pertenece el territorio.

 Chile – Perú

La disputa entre Chile y Perú en torno a una zona marítima de 38.000 km2 en el Océano Pacífico, rica en recursos pesqueros, derivó de diferentes interpretaciones de tratados suscritos.

Chile ha sostenido el argumento de que el límite marítimo es una continuación del paralelo que fija la frontera terrestre. Perú, en cambio, ha señalado siempre que deben respetarse las 200 millas náuticas desde su costa.

Siguiendo la lógica chilena la frontera estaría unos 182 metros tierra adentro, ya que en ese punto la costa tiene una inclinación hacia el noroeste.

En enero de 2008, el gobierno peruano solicitó la intervención de la Corte Internacional de Justicia de La Haya para resolver la disputa, lo que derivó en el fallo de enero de 2014.

Los dos países, que son socios comerciales y miembros de la Alianza del Pacífico, se habían comprometido de antemano a acatar el fallo y a seguir colaborando en el escenario post-Haya.

Bolivia – Chile

Bolivia ha mantenido su reclamo a tener acceso al Océano Pacífico desde que perdió su salida al mar en una guerra con Chile en 1879.  El conflicto dio pie a numerosas querellas entre ambos países, hasta llegar incluso al rompimiento de relaciones diplomáticas hace más de tres décadas.

En 2006, con los gobiernos de Michelle Bachelet en Chile y Evo Morales en Bolivia, se inició un acercamiento que se mantiene. Chile sostiene que existe un tratado de paz entre ambos países que zanjó la disputa territorial, pero en los últimos años ha dicho que “está abierto a todas las sugerencias”.

La tensión creció en 2011, ya bajo la presidencia chilena de Sebastián Piñera, por la falta de avances en las conversaciones. En abril de 2013, Evo Morales anunció la presentación de una demanda ante la Corte de La Haya para conseguir una salida soberana al mar para Bolivia

Written by

Este es un canal online creado para unir a los latinos que viven en los EUA y el Mundo.

No hay comentarios.

Leave a Reply

Message