Un sondeo a favor de restaurar las relaciones con Cuba, reaviva el debate en el Congreso de EEUU

En los últimos meses, varias organizaciones de cubanos en el exilio, algunos congresistas influyentes, entre ellos el senador Bob Graham, acérrimo defensor del embargo de Estados Unidos a Cuba, e importantes empresarios, como el magnate del azúcar A. Fanjul, habían manifestado la necesidad de una revisión de la política de Washington hacia La Habana. Un viraje que también comparte la mayoría de los estadounidenses, de acuerdo con una encuesta que este martes publicó el Atlantic Council. Los ciudadanos del Estado de Florida son quienes lideran la opinión favorable a una normalización de las relaciones con la isla, evidenciando un importante cambio de postura en un territorio que, hasta ahora, había sido el bastión del anticastrismo.

De acuerdo con la encuesta, concluye que el 56% de los ciudadanos de EE UU está a favor de un cambio en la política del país hacia la isla, un porcentaje que se dispara entre los habitantes de Florida, el 63%, y los hispanos, el 62%.  En el documento se sugiere que sea el presidente Barack Obama quien impulse esas medidas de apertura a través de acciones ejecutivas “dado que hay muy pocas posibilidades de que el Congreso elimine la maraña de leyes” que regulan la totalidad del embargo, un cambio progresivo con el que están de acuerdo dos tercios de los consultados.

La mayoría de los encuestados se muestra a favor de aliviar las restricciones económicas (62%); de levantar las limitaciones a los viajes (61%); de negociar con las autoridades cubanas asuntos de seguridad como el tráfico de drogas o el contrabando (77%); o eliminar a Cuba de la lista de países que apoyan al terrorismo del Departamento de Estado (52%).  Los autores de la encuesta recuerdan que Washington mantiene contactos con otros Gobiernos “con políticas reprobables”.

Los datos han reavivado el debate en el Capitolio sobre la conveniencia de revisar la política de Washington hacia la isla y reflexionar sobre el fracaso de más de medio siglo de embargo y el riesgo de que EE UU se quede aislado en su postura, justo cuando la Unión Europea y el resto de han puesto en marcha nuevas estrategias de acercamiento a La Habana.

EE UU ha demostrado en otras ocasiones la importancia de resquebrajar impedimentos estructurales de su política exterior para favorecer su posición internacional. El senador demócrata Leahy lo ha recordado en el caso de China y su  colega republicano  Jeff Flake, lo ha hecho con Vietnam.

Muchos en Washington ven en la presidencia de  Bob Menéndez, de origen cubano, en la presidencia del Comité de Asuntos Exteriores de la cámara Alta el principal obstáculo para poner en marcha el deshielo definitivo de la relación con Cuba. Del lado cubano, por otra parte, varios analistas sostienen que es el propio régimen  castrista el que más se beneficia con la situación actual.

Diario El Pais –  España

Written by

Este es un canal online creado para unir a los latinos que viven en los EUA y el Mundo.

No hay comentarios.

Leave a Reply

Message