Charlie Crist afirma que es hora de levantar el embargo contra Cuba

Tomado de El Nuevo Herald, en español.

ADAM C. SMITH y MARC CAPUTO  – Herald/Times

ST. PETERSBURG — Charlie Crist no tiene pelos en la lengua cuando describe al gobierno de Cuba: “Es opresivo. Está en contra de la prensa libre. Es totalitario. Está mal”.

Pero el probable nominado demócrata al puesto de gobernador quiere visitar este verano el vecino comunista de la Florida y afirma que es hora de levantar el embargo de Estados Unidos contra Cuba, que tiene ya 53 años.

“La definición de locura es seguir haciendo lo mismo una y otra vez y esperar un resultado distinto. Esta política no ha funcionado”, dijo Crist el viernes en entrevista con el Tampa Bay Times y el Miami Herald, explicando por primera vez el razonamiento detrás de sus planes.

El controvertido viaje —criticado duramente por el gobernador republicano Rick Scott como un golpe de relaciones públicas favor del régimen de Castro — sería el primero para un candidato de la Florida tan célebre, y podría no tener lugar en absoluto si el Departamento de Estado federal o el gobierno cubano rechazan la idea. El ex gobernador republicano dijo sentirse optimista luego de presentar su solicitud al Departamento de Estado hace dos semanas.

   Charlie Crist rodeado de partidarios en el acto de apertura de su campaña para gobernador de la Florida, el pasado 19 de abril en Plantation.

Dijo que le gustaría visitar la isla junto a una delegación de funcionarios de negocios, académicos y de desarrollo económico. Él quiere encontrarse con la mayor cantidad de ciudadanos “normales” que pueda para discutir de las necesidades de infraestructura y del embargo. Crist, de 57 años, dijo que no le interesa reunirse allí con funcionarios del gobierno, pero que sí le gustaría conversar con presos políticos, entre ellos el estadounidense Alan Gross, el contratista del gobierno de EEUU encarcelado por supuestamente tratar de derrocar el gobierno comunista. Crist admitió, no obstante, que el gobierno cubano controlaría su itinerario en gran medida.

Ayudando a Crist a cuajar su idea están miembros de la familia Fanjul de Palm Beach, exiliados cubanos y veteranos miembros del movimiento anticastrista que han hablado últimamente de normalizar las relaciones y en última instancia expandir intereses empresariales a Cuba. Un portavoz de los Fanjul dijo que ellos no apoyan la campaña de Crist.

Parte de eso es personal, afirmó Crist, señalando que su familia inmigró a Estados Unidos desde Chipre, y que él allí no puede visitar la aldea de su abuelo porque está en el norte de Chipre, ocupado por los turcos, donde está prohibido entrar a las personas de origen griego. “Existe un vínculo emocional”, dijo Crist. “Yo puedo, de cierto modo, sentir una gran empatía por algunas de las cosas que sienten nuestros floridanos cubanos. Y yo he hablado con muchos de ellos en el sur de la Florida”.

A fines del año pasado, durante una visita de tres días a Miami, Crist contó haber hablado con alrededor de dos docenas de cubanoamericanos que conoció en el curso de su campaña y sus recorridos por la ciudad.  Él les preguntó sobre el embargo. “Veinticuatro de los 25 me dijeron, cara a cara, que consideraban que deberíamos eliminarlo”, dijo Crist.

Las encuestas de opinión pública muestran que la mayoría de los floridanos, incluyendo a los cubanoamericanos, están a favor de normalizar las relaciones con Cuba. Pero críticos suyos opinan que Crist es un ingenuo si cree que visitar el país comunista logrará nada más allá de permitir a los líderes cubanos explotarlo con propósitos propagandísticos.

Crist dijo que él no tiene intención alguna de ser usado como un títere del régimen castrista, pero que un nuevo acercamiento a Cuba podría ayudar tanto al pueblo cubano como a la economía de la Florida.

“Si se pudiera levantar el embargo y tener comercio con el pueblo cubano, eso tendría un gran impacto económico, particularmente en un estado como la Florida, que es el más cercano”, dijo. “Si se va a hacer algún cambio en la infraestructura, algunas modificaciones y mejoras en la vivienda, la pista de lanzamiento natural para todo eso en Cuba es la Florida”.

Como candidato republicano a gobernador en el 2006, Crist hablaba en los mismo términos en que lo hace ahora Scott, e incluso atacó al demócrata Jim Davis por haber visitado Cuba en el 2003. “Como republicano, se espera de uno que apoye el embargo”, explicó Crist. “Y, por supuesto, en ese entonces yo trataba de cumplir con las reglas de mi equipo, y tratar de encajar una clavija redonda en un agujero cuadrado, a pesar de lo difícil que me resultó muchas veces”.

Crist dijo que él estaba a favor de seguir considerando a Cuba como un estado auspiciador del terrorismo, como lo designó recientemente la administración de Obama. Pero afirmó que, en lo que se refiere a los viajes y al comercio, él hace una distinción entre Cuba y otras naciones terroristas como Siria, Corea del Norte o Irán. Crist se cuidó de repetir que él no quiere ayudar al gobierno de Castro, sino aprender de primera mano cómo es Cuba.

Al preguntársele qué haría para salir mejor que el Papa, Crist sacó a colación las visitas recientes de la representante federal Kathy Castor, demócrata de Tampa, y del ex gobernador y senador demócrata Bob Graham.

“Existen ejemplos de otros floridanos que han podido hacer un viaje a Cuba”, dijo Crist. “Y los mismos aumentan día a día. Es increíble, en realidad. Y, si se tiene conciencia de eso, creo que probablemente se pueda estructurar una visita de modo que uno no sea utilizado inapropiadamente y parezca erróneamente estar a favor del régimen actual, lo cual por supuesto es exactamente lo que yo no quiero hacer”.

Written by

Este es un canal online creado para unir a los latinos que viven en los EUA y el Mundo.

No hay comentarios.

Leave a Reply

Message