EE.UU. lanzó en 2011 cientos de ciberataques a otros países

En 2011, un ejército de hackers estadounidenses lanzó 231 ataques contra objetivos enemigos, según revelan recientes documentos filtrados por el ex empleado de la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU., Edward Snowden, que detallan el incremento bajo la administración de Barack Obama de las acciones de grupos de ciberguerreros encargados de infiltrar redes enemigas. Esto descalifica el papel de víctima que venía representando Washington ante las incursiones piratas chinas.

La NSA cuenta con un proyecto con el nombre en código de GENIE, que dispone de un ciberejército y un presupuesto de 652 millones,  que se basa en documentos financieros de la controvertida agencia de espionaje, robados por Snowden.

Estos hackers constituyen la fuerza de élite de la inteligencia estadounidense y tienen el cometido de sembrar a distancia “covert implants” (implantes encubiertos). El grupo usa sofisticados malwares para infestar remotamente computadoras y saltarse las barreras de protección de miles de máquinas cada año. Para el final de 2013, GENIE planea controlar unos 85 mil implantes en computadoras “escogidas estratégicamente” alrededor del mundo. El objetivo es “llegar a controlar millones”.

Los documentos revelan que casi tres de cuatro de las 231 incursiones de 2011 estaban dirigidas a objetivos de alta prioridad en Irán, Rusia, China y Corea del Norte, y pretendían interferir en las actividades nucleares de algunos de estos países.

Las ciber operaciones estadounidenses tienen la intención de recopilar datos y afectar el comportamiento de las computadoras y redes de sus adversarios. El grupo que se encarga de estas actividades ofensivas se denomina TAO, que reúne a los mejores ciberespías de la NSA. Aunque existen sucursales en Fort Meade, Georgia, Texas, Colorado y Hawáii, donde trabajaba Snowden, la mayoría de ellos viven en un lugar conocido como Remote Operations Center.

La doctrina de ciberespionaje estadounidense además contempla “operaciones en el terreno”. Esto supone incursiones más riesgosas y atrevidas en las que participa la CIA y en las cuales fuerzas militares especiales se encargan de colocar “implantes de hardware y software modificados”. Estas operaciones son solo el principio. GENIE contaría con una nueva fase en la que pondrá a operar un sistema capaz de manejar “millones de implantes para propósitos de inteligencia y ataques activos”.

Clarin.com.ar  – Mundo

Written by

Este es un canal online creado para unir a los latinos que viven en los EUA y el Mundo.

No hay comentarios.

Leave a Reply

Message